viernes, 5 de diciembre de 2014

REFFLEJOS DEL I ENCUENTRO DIOCESANO CONTRA EL PARO

Interpelados por la nueva configuración del trabajo humano.
“Ante el parado activa tu conciencia” es una de las prioridades del nuevo curso pastoral de la archidiócesis de Sevilla. Está promovida conjuntamente por diferentes delegaciones, y por asociaciones como la Fundación Cardenal Espínola, Cáritas diocesana y el Movimiento Cultural Cristiano. Entre sus objetivos se encuentran reflexionar, formar y debatir desde la mirada de la fe sobre el problema del desempleo, dando a conocer las iniciativas eclesiales que ya responden al problema del paro, denunciando las injusticias laborales e intentando construir nuevas opciones de trabajo digno.
Para el progreso de esta acción se han diseñado dos herramientas de trabajo.
1)      Tres materiales de reflexión para el trabajo en grupos. En donde aplicando las claves VER-JUZGAR-ACTURAR se analizan tres temas.
2)      Tres encuentros diocesanos para apoyar y potenciar la reflexión, compartiendo experiencias e iniciativas.
Unas 200 personas nos reunimos en el salón de actos del Seminario Metropolitano de Sevilla el pasado sábado 29, en una nublada mañana de noviembre, para hablar del trabajo. Mejor dicho, de su ausencia y de sus consecuencias en la dignidad de las personas que lo sufren. El título de la jornada de este encuentro diocesano, primero de los tres previstos, fue el de “Interpelados por la nueva configuración del trabajo humano”.
La ponencia principal del acto la desarrolló Marcelo Villareal. Esta gran persona, que lidera la Federación Nacional de Cartoneros y Recicladores Argentinos, la cual está agrupada como una asociación más entre las que componen la CTEP (Confederación de Trabajadores de Economía Popular), se presentó al acto vestido con un mono azul con franjas reflectantes. Es su uniforme oficial de cartonero de Villa Fiorito (Gran Buenos Aires). Para captar mejor la calidad humana del ponente, su presentador, D. Diego Márquez Muñíz (delegado diocesano de pastoral obrera de la diócesis), nos desveló cómo al llegar el viernes a la ciudad,  protestó por el hotel donde le alojaron (era “demasiado lujoso para él”), y que a continuación pidió cambiar la ruta turística organizada para él por el casco histórico, por una visita por los barrios de la ciudad a los que sólo acuden “los que aman a las personas”. Por lo que lo pasearon por el  Polígono Sur.
Marcelo nos relató que trabajaba en 2001 como chófer en un casino de Puerto Madero en Buenos Aires, cuando la crisis económica argentina le arrebató su empleo y lo convirtió en un desempleado más entre otros muchos miles. Tras un período de abatimiento inicial e incluso de tentaciones de mal fin, alguien le sugirió salir a recoger el cartón. Aquí comenzó su proceso de reconversión laboral. Tuvo que aprender a abrir las bolsas de basura de los contenedores para extraer el cartón, el plástico y el vidrio. A presionar todos como grupo, cada vez que la policía detenía a algún compañero (el hurgar en los contenedores de basura estaba prohibido). A reivindicarse en la dignidad de ser trabajadores autónomos del reciclaje y la reutilización de la basura urbana. En esta última lucha, contaron además con el apoyo de un cura llamado Bergoglio (que luego resultaría que no era un simple sacerdote, sino el Cardenal de Buenos Aires), que los visitaba algunas noches, animándoles en su causa.
Tras un descanso la jornada continuó con la exposición de 3 experiencias diocesanas de lucha contra el paro: Fundación Cardenal Spínola, Cáritas y Movimiento Cultural Cristiano.
 
La Fundación Cardenal Spínola nació a finales de los años 80, por iniciativa del sacerdote D. José  Robles y se define como “la presencia sensible de la Iglesia en el mundo del desempleo”. Para ello trabajan en 3 áreas: Sensibilización y Difusión, Orientación y Búsqueda de empleo y por último Emprendimiento.
Para Cáritas el objetivo fundamental es la promoción de la solidaridad, buscando ayudar al desarrollo integral de la dignidad humana. Sus modos de actuación son a través de: la red territorial de Cáritas Parroquiales y  de Proyectos Sectoriales.
El Movimiento Cultural Cristiano busca la promoción de los cristianos pobres. Para esta asociación el problema del paro es internacional y está causado por el sistema económico.
Fue una mañana intensa de sensaciones. De todas ellas me tocó especialmente el corazón el ejemplo vital recibido de Marcelo Villareal, que se puede condensar en los dos contundentes e iluminadores mensajes que emanan del movimiento de economía popular que representa:
1)  La dignidad del trabajo no la otorga el trabajo en sí, sino la            persona que lo ejecuta.
2) Si el sistema te niega un trabajo digno, tienes que romper la indolencia y el catastrofismo,  para luchar hasta lograrlo. Aunque sea con un autoempleo inventado.
               El paro es una realidad que atenaza a nuestra sociedad con especial fuerza en los últimos años, y ante ella, los cristianos, los seguidores del Jesús amigo de los desfavorecidos, no podemos permanecer indiferentes. Debemos, como mínimo, dejarnos afectar por la situación de nuestros hermanos en desempleo.
                                                                          José Antonio Molina
CVX Sevilla

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada