lunes, 3 de noviembre de 2014

MENSAJE DEL PAPA A LOS MOVIMIENTOS POPULARES

El Papa considera este encuentro un signo: “vinieron a poner en presencia de Dios, de la Iglesia, de los pueblos, una realidad muchas veces silenciada. ¡Los pobres no sólo padecen la injusticia sino que también luchan contra ella! Practican esa solidaridad tan especial que existe entre los que sufren, entre los pobres, y que nuestra civilización parece haber olvidado”.

Habla sobre la palabra SOLIDARIDAD. Es mucho más que realizar actos de generosidad esporádicos. Es pensar y actuar en términos de comunidad, es luchar contra las causas estructurales de la pobreza, es enfrentarse a los destructores efectos del Imperio del dinero. 
Esa solidaridad no responde a una ideología. Asisten al encuentro con realidades, no con ideologías. No se puede abordar el escándalo de la pobreza promoviendo estrategias de contención que únicamente tranquilicen conciencias. El papa desea que “ese viento se transforme en vendaval de esperanza”, con un anhelo muy concreto: tierra, techo y trabajo. “Es extraño pero si hablo de esto para algunos resulta que el Papa es comunista”, pero esa es la doctrina social de la iglesia.

Se ha globalizado la indiferencia: a mí ¿qué me importa lo que les pasa a otros mientras yo defienda lo mío? El mundo se ha olvidado de Dios, que es Padre; se ha vuelto huérfano.
En este enlace podemos ver una presentación sobre el mensaje.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada