miércoles, 12 de abril de 2017

Merienda en Domus Spem

El día 7 de abril, varias personas de la Comunidad (Marta y Mª José de Acogida; Marcelino y Loli) acompañadas de José Yruela acudimos a la invitación que nos había hecho Ricardo Pardo (también en Acogida) a conocer la comunidad de menores y jóvenes en conflicto Domus Spem, una de las comunidades que pertenecen a ADINFA, sociedad Cooperativa de Interés Social que él dirige.
Se trataba de un momento festivo, la merienda de vacaciones de primavera en la que se encontraban chic*s de la casa, familiares, cuidador*s y trabajadores de ADINFA,  personas con alguna vinculación con la casa (Cáritas del pueblo, personal de servicios sociales del ayuntamiento, la pareja de la Guardia Civil…), y algunas personas de la “Comunidad  que acompaña a  Ricardo”.

Íbamos con ganas de conocer un proyecto del que un miembro del grupo nos  había hablado tantas veces y con gran  ilusión en las reuniones. Nos encontramos con una experiencia que nos afectó internamente.  En el momento de compartir  el  testimonio emocionado y agradecido de chic*s, y padres, se fue  removiendo y llenando nuestro corazón.  Se palpaba la esperanza,  y nos hizo tener sensación de Resurrección, antes de  Semana Santa.   Supuso una constatación de que la Vida vence a la muerte.
Y una vez más, la misión particular se hacía misión  encarnada y compartida de tod*s.
Loli Rodríguez-Lepina

domingo, 2 de abril de 2017

 Día del Centro Arrupe




Hoy hemos disfrutado de una magnífica jornada de convivencia en el Día del Centro Arrupe. Alrededor de las viandas, hemos podido conocernos un poco más a los de nuestra comunidad y también hemos disfrutado y conocido otras realidades con las que compartimos algo más que un techo común.

PS: Los postres de la CVX, un éxito un años más. ;)

Mesa Redonda "Otras Realidades de Familia" 


Tras la Mesa Redonda "Otras Realidades de Familia" celebrada el jueves 23 de marzo en el Centro Arrupe, compartimos aportaciones de distintas personas que participamos en ella, “unidad en la diversidad”.



"El ser transexual no se elige, pero el cómo manifestarlo, sí" y "Dios me quiere como soy. Y sé que el Señor nunca me va rechazar por mi condición" Josefa

"Nuestro amor cotidiano, el que se labra día a día, como en cualquier realidad de pareja, lo intentamos iluminar desde el Evangelio. La inspiración de un amor que signifique compromiso, fidelidad, respeto y fecundidad la encontramos en Jesús de Nazaret. Y en esos valores queremos fundamentar nuestro proyecto de familia. Es importante tener modelos diversos, la orientación no se elige, y ahorraríamos mucho sufrimiento, acogiendo todas las realidades. La gran tentación es ser invisibles, pero las realidades de amor enriquecen nuestra vida y nuestra Iglesia" Raquel y Carmen

"Nadie nos separará del AMOR de Dios" y "con AMOR todo es posible". Carmen y Manolo

"Al compartir han demostrado que se sienten queridas por Dios en su proyecto de familia". Puri y Pepe

"Cuatro cristianas valientes y generosas compartieron la presencia de Dios en sus vidas y en sus planteamientos de familia. Nos mostraron a un Dios, Padre y Madre, que es todo comprensión, inclusión y acogida. Estos testimonios nos impulsan a seguir construyendo una Iglesia más vestida de Evangelio y renovada por la fuerza del Amor." José Enrique

"Anoche vivimos en un espacio de Iglesia, sin tabúes, como 4 valientes mujeres hacían visibles sus realidades, guiadas por el amor y la esperanza". Marta

"Ayer me conmoví en varios momentos con el testimonios de cuatros mujeres maravillosas, diversas, tan diversas como yo, como todos y todas, únicas, y valientes, muy valientes, por creer en ellas mismas, en su derecho a vivir el amor, la familia, la propia e inviolable identidad... En algún momento sentí el peso de la cultura, de las creencias, que pueden ser una carga pesada y una fuente de presión social intensa, cuando tu historia es diferente, cuando no encajas en patrones rígidos que no respetan la diversidad. Sentí también un secreto orgullo de la naturalidad con las que mis hijas viven la diversidad, porque han tenido la suerte de convivir desde siempre con José Ramón y Pepe, ir a su boda, amigos de sus padres, de su grupo, de su parroquia, de su barrio... jamás he notado en sus miradas de niñas y de adolescentes algo que no sea vivir la diversidad como algo totalmente natural. Y por último sentí una enorme ternura por la iglesia, representada en mi querido José Yruela con su gesto de apertura y su capacidad de situar la esencia de lo que ocurre en el corazón, representada por la CVX, mis compañeros y compañeras de camino, incansables en su capacidad de acoger y acompañar, y por el resto de los presentes... por la iglesia que somos todos y todas" Ana

"Ante una adversidad, para luchar por nuestras elecciones y convicciones, por muy diferentes que sean a la de los demás, Dios es nuestro aliado es sabiduría y AMOR". Carla

“Los ecos que resuenan en mi interior tras asistir a la mesa redonda y sentir las heridas, la incomprensión, el dolor, la lucha interna y externa de unas hermanas en el Señor, es de esperanza. Reconozco en mi alguna resistencia interna, fruto probablemente de mi educación, pero se diluye ante el reconocimiento de la persona, por encima de todo. Me he quedado con la sensación de "lluvia serena que empapa el terreno", necesaria, muy necesaria, pero sin arrasar. Esto me confirma que Dios está detrás. Este es su lenguaje. Además de esperanza en nuestra Iglesia, pueblo de Dios, me siento agradecida a quienes con valentía posibilitan que el Señor del Amor se haga presente en el mundo”. Loli

“Ciego. Así me podría definir hasta hace no mucho tiempo, tras la lectura del evangelio de ayer sobre el ciego de Siloé. Con prejuicios educativos mis ojos no eran capaces de captar la injusta discriminación que nuestra sociedad aplica con relación a la condición sexual. Para encontrar esta frontera de exclusión, no es necesario viajar a países lejanos, la podemos tocar en personas cercanas de nuestro entorno. El pasado jueves 23, Josefa, Mercedes, Carmen y Raquel testimoniaron en el Centro Arrupe como se sienten al ser apartadas por ser como son, por manifestarse tal y como sienten su proyecto de vida. En palabras de Raquel: "yo no he elegido mi condición sexual, pero no me arrepiento de ser como soy". Y yo añadiría: Dios tampoco. José A.

"La mesa de ayer fue una magnífica oportunidad para conocer distintas realidades de familia desde una perspectiva distinta a la que a veces nos muestran los medios de comunicación, las manifestaciones del orgullo gay o los radicalismos homofóbicos. Porque éste es un tema del que habla todo el mundo. Ayer tuve ante mí a cuatro "personas" (da igual su género, orientación...) con mucha dignidad, mucho sentido común y sobre todo con mucho AMOR que ofrecer. Cuando las veía pensaba: son personas que, a pesar de todo lo que han sufrido, tienen su corazón lleno de amor y no de resentimiento y parecen más felices que mucha de la gente que conocemos. Sinceramente, como madre me preocupa mucho como se trata este tema con los menores y los jóvenes. Pero ayer cuando llegue a mi casa y mi marido me preguntó qué tal la conferencia respondí: "Si alguien tuviera que hablar a mis hijos de todo esto, me gustaría que fueran ellas..." Gracias porque nos recordaron que el AMOR de Dios está presente en todas las personas, y ellas son un ejemplo vivo de ese amor" Estrella

"Ayer me salía pedir perdón por el daño que puedo hacer desde la incomprensión". Javi

"Removidos internamente como pareja y agradecidos por tanto bien recibido en nuestro caminar con Ichthys, por haber participado en la organización de la Mesa, por la disposición de nuestro José Yruela sj, que asume y facilita una presencia y un espacio en clave de libertad y agradecidos por ver hecho realidad un sueño impensable hace unos años. Ha sido un hito para muchas personas y también para CVX, para la Comunidad ICHTHYS y para el grupo de acompañamiento a familiares LGTB. La gratitud tiene nombre, las personas que asistieron a escuchar y las personas que, de forma valiente y generosa, contaron su experiencia haciéndose visibles y transmitiendo una vivencia profunda de fe llena de esperanza. Comprometidos con la Familia en la Iglesia y en la Sociedad vivimos como reto la llamada del Señor a construir Reino, con humildad y entusiasmo, en esta frontera de Iglesia. Vamos despacio pero sin pararnos, agradeciendo el testimonio de "amor, respeto y fidelidad" y sintiendo que la vida sigue entretejiéndose en torno a este campo de misión, construyendo una Red de apoyos e intercambio de gran riqueza, convencidos de la necesidad de ir de la mano acompañando-nos, porque "somos mucho más que dos" y vamos aprendiendo a acompañar y cuidar, con ellxs, por todxs y por la Iglesia a la que queremos y con la que soñamos. “Nos toca preguntarnos como el Papa Francisco: ¿Quién soy yo para juzgar?” Fátima y José Antonio.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Día Mundial CVX

Visión de Acogida II


El pasado sábado 25 de marzo celebramos, en el Centro Arrupe, el Día Mundial de la CVX, reconozco que asisto principalmente movida por mi interés en saber más sobre la Comunidad, aprovechar la oportunidad para conocer a algunos de sus miembros, tratar de integrarme un poco, y con ánimo de participar y compartir este día de alegría, resultando una experiencia muy positiva.



Tras el divertido baile que nuestras estupendas coreógrafas nos enseñaron y el juego de relacionar fechas con momentos claves del origen y evolución de la CVX, entramos en faena. Oramos juntos con el deseo de seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con Él en la construcción del Reino, desde dentro del mundo en que vivimos. Recordamos también, tantos beneficios recibidos en los que Dios nos manifiesta su amor. Tuvimos un espacio de oración personal, en el que se nos invitaba a reflexionar sobre nuestras fronteras, de qué manera, desde dónde, cómo nos pide el Señor que estemos en ellas, hacia donde nos invita el Señor a seguir avanzando… y compartimos en grupos nuestro sentir, que resultó muy enriquecedor. Me encontré con mis fronteras cotidianas, las del día a día en familia, en el trabajo, en la sociedad…, donde pongo mis barreras, donde construyo muros, donde me encierro, donde no crezco, donde no me entrego, donde miro para otro lado, donde me alejo del Señor, donde sí miro, pero… cómo miro, donde pongo el corazón y donde no.

Terminamos nuestro encuentro con la celebración de la Eucaristía, en la que siendo la festividad de la Encarnación, José nos recuerda cómo lo Divino se manifiesta en lo humano. Dios está presente y debemos tener nuestras puertas abiertas, permitiéndole entrar en nosotros; compartimos las ofrendas que fruto de nuestra oración personal elegimos en los grupos y participamos del emotivo acto de compromiso permanente de dos miembros de la comunidad y el compromiso temporal de otros tres miembros.



Por razones familiares, no pude compartir el último de los actos, las cervecitas y las viandas, pero la tarde resultó para mí de lo más fructífera. Estoy profundamente agradecida por tanto bien recibido.

Ojalá que en cada una de nuestras fronteras, a la luz de la fe, aprendamos a ver a Cristo, sintamos su necesidad y, con amor, nos entreguemos a remediarla. Ojalá seamos Iglesia sin fronteras, abierta a todos, como el corazón de Dios.

M. J. P. B.
Grupo Acogida.


Día Mundial CVX

Visión de Acogida I


El sábado 25 de marzo asistí al día mundial de la CVX con gran emoción y curiosidad. Entre semana cada uno está en su grupo y parece que todo funciona bien; pero comprobar cómo es la comunidad y que al mezclarnos en grupos heterogéneos ese sentir se respira, da igual cuántos años lleves en la comunidad, fue una de las cosas que me llevé. Al igual que, ya no sólo la ilusión y alegría de quiénes hacían su compromiso temporal o permanente, sino de todos sus compañeros de camino, que se alegraban de corazón y acompañaban en esta decisión que se estaba tomando. 



La unión de la familia, como dijeron sentirse en la eucaristía, no se mide por el número de miembros, sino por la unión que hay entre ellos; y eso se vivió claramente. 

 Marta Reina (grupo de Acogida)

Día Mundial CVX


El pasado sábado 25 de marzo, la Comunidad de CVX-Sevilla nos unimos a la celebración del Día Mundial de CVX en la fiesta de la Anunciación. Nuestros compañeros Enrique y Encarni realizaron sus compromisos permanentes y Macarena, Manolo y Carolina sus compromisos temporales. Nos sentimos agradecidos y pedimos al Espíritu que nos guíe para seguir acompañándoles.



viernes, 17 de marzo de 2017

Hoja Touray


Tiene ese nombre que nunca voy a olvidar. Desde África, desde un lugar remoto de Gambia, mujer, niña, enferma… Todo en su contra. Desde la más absoluta debilidad. Y sin embargo este tiempo compartido con ella me ha colmado de bendiciones. Todo regalo. Todo don.

La bendición de su sonrisa permanente, ruidosa y contagiosa. El juego de repetir todo en español: los nombres, los colores, las comidas, los cubiertos de la mesa, ¿cómo estás? Hola… Bendición de no quejarse nunca, de vivir desde la naturalidad y la inocencia. Le ofrecimos cosas materiales, pero lo único que la enganchaba realmente era la música de Gambia que salía de una tableta: fijaba toda su atención en las personas que reconocía, en los paisajes, en los sonidos, y se le podía intuir un gesto de añoranza.



La bendición de una madre que guarda todo en su corazón. No podía comprender ni hacerse entender. Y ese fue otro regalo que apareció desde primera hora y se ha convertido en parte de la familia: Abdalá. Su traductor, acompañante, compatriota entregado a las horas de hospital y de juego. Kaddy no podía hablar en español, pero lo decía todo con la mirada. Tenía la vida en sus entrañas y aceptaba resignada el anuncio de la muerte. Apenas la vimos derrumbarse.

La bendición de las tres personas que, turnándose en medio de sus ocupaciones cotidianas, las han acompañado todo el tiempo: Fernando, Lorenzo y Manolo, punta de lanza de un grupo que desde la amistad sencilla, los medios escasos, han tejido una madeja de personas movilizadas solo por el amor fraterno. ¡Qué fuerza tiene el amor¡ Vivir juntos el dolor de la frustración: quizá el punto de realismo (y humildad) para quienes desde Europa pensamos que nuestra medicina lo puede todo. La bendición de sentirnos invitados a recorrer sus caminos solidarios,  la bendición del puente construido entre Sevilla, Tenerife y Gambia, para seguir derribando fronteras.

La bendición de ser tierra de acogida, no ya de palabra ni estampando firmas, sino con actos sencillos, humildes, cotidianos. La grandeza de un pequeño proyecto, Mambré, en el que sentir cada día la mano del Señor, y la pregunta de quién acoge a quién. Bendición de experimentar la unión de ánimos, más si cabe estos días, fuertes en la debilidad de una pequeña africana que removió nuestros corazones, nos hizo más conscientes del tesoro de la vida compartida, nos orientó para no perdernos en enredos sin importancia.

Bendición de tocar, complicar bastante mis ritmos de vida, dejarme seducir por quienes son portadores del rostro de Jesús.  La bendición de sentir que nada aporta mantener distancias de seguridad, levantar muros, alimentar la indiferencia, perder tiempo enredada en “mis cosas”. Confirmar que sólo me hace feliz acercarme, aunque duela.

El misterio de Dios. Cómo una niña pequeña, frágil, tan pobre que no tiene ni futuro… puede haberme dejado esta abundancia de bendiciones…


Inma Mercado